Español | | |
 
   
   
     
 
 
NOVEDADES
VOLVER  
 
 
 
 

Sede Alberti de ProMeVi: un ejemplo de lucha

Ellas son María Luisa Albarracín (madre) y María Luz Guajardo (hija) que iniciaron su relación con la Fundación en mayo del 2007 a través de ProMeVi, nuestro programa de Microcréditos. Hoy llevan sacados 5 préstamos, es decir, 5 tramos. Conocé una historia de mucho sacrificio y satisfacción.

Cuando María Luisa comenzó con el programa tenía una casilla de madera. Ahora están construyendo el cuarto núcleo habitacional. Su máximo deseo está por cumplirse: poder dejarle una casa a cada uno de sus hijos. “Yo quedé sola muy rápido, la más chica tenía 2 meses, me costó mucho, fue mucho sacrificio que sirvió para ver lo que hoy tengo y me siento muy feliz” recuerda Luisa.  
 
A pesar de las adversidades se puede salir adelante. Luisa comenzó por comprar la puerta, los vidrios y el techo. “Teníamos lo básico pero no lo que necesitábamos para el frío. Para poner la bomba sacamos otro crédito cuando terminamos de pagar el primer microcrédito” comenta Luz.

“Siempre hemos pagado, empezamos con $500. Y cuando termine el que tenemos ahora, voy a sacar otro nuevo para terminar mi casa porque acá se va a mudar mi hijo. Gracias a los préstamos fuimos avanzando” asegura Luisa.  
   
Desde el comienzo contaron con el asesoramiento técnico del arquitecto Ricardo Molnar, voluntario de la fundación. “Él nos hizo el croquis (todavía lo conservamos), nos orientó y nos dio la idea de hacer las casitas” cuenta Luisa. Además, pudieron adquirir gran parte de los materiales en Sume Materiales. Luz agrega: “Del corralón trajimos muchas cosas: puertas, ventanas, inodoro, marcos, canillas. Nos hicieron el 50% y eso nos ayudó mucho, lo recorríamos todo. El corralón te apoya un montón”.

“El préstamo lo saca mi mamá pero todos ayudamos, no está sola. Todos cooperamos, ayudándonos uno a otro para tratar de salir adelante” cuenta Luz.

Luisa cierra la charla con una gran declaración: “Con los cambios que tengo soy feliz, de no tener nada a haber conseguido lo que tenemos es mucho. La casa era de madera y la tuvimos que hacer de cero. Ahora cada casa tiene su cocina y las comodidades que necesitamos”.

 
 
Ya accedieron más 3.000 familias al microcrédito de ProMeVi para mejorar sus viviendas. Entre enero y mayo de este año 193 familias gestionaron su microcrédito, de las cuales 90 ingresaron por primera vez. ¡Vamos por 140 más para este año!
 
 
 

La casa de Luisa hace unos años.

 
 
 
 
 
     
 
| Blas Parera 75 - San Isidro - Buenos Aires (a una cuadra de Márquez y Panamericana) / Ver mapa
    Argentina - +54 11 4508 4088 // Copyright © 2013. Todos los derechos reservados
sitemap mail  
  Desarrollo Nougram